1. Juntas para crecer.

 Representamos la esencia plural de Izquierda Unida, la esencia del Movimiento Político y Social impulsor de un concepto tan maltratado como la Unidad Popular, y la de una organización diversa que la defiende como única palanca posible para romper con el régimen actual.

Entendemos que la única forma posible de avanzar en el proceso de transformación en Madrid es hacerlo Juntas, desde el crisol de experiencias militantes de las que venimos. Porque Madrid solo lo transforma la mayoría social que se expresa diariamente en las luchas del movimiento feminista, del movimiento obrero y sindical, del abnegado trabajo de nuestras concejalas y concejales, de los movimientos por una educación y una sanidad públicas y de calidad, y en el grito de la juventud que reclama un futuro digno. 

Somos activistas sociales, militantes de IU, de sus asambleas y de sus distintas organizaciones integradas, gentes curtidas en el municipalismo y a pie de calle a las que nos une la convicción de que el proyecto Socialista, Feminista y Ecologista que representamos es fundamental para hacer efectiva la Transformación de la región, de los municipios y de su capital.

Hoy, humildemente y de forma colectiva, damos un paso al frente para cumplir con el mandato aprobado con un 96% de votos a favor en nuestra Coordinadora Regional del pasado viernes: trabajar por los intereses de la clase trabajadora y recomponer la izquierda de nuestra región. Y creemos que solo se puede hacer desde la coherencia, la seriedad y la responsabilidad

2. Juntas para unir

  • Defendemos la radicalidad democrática. Creemos en la participación y la implicación de la militancia y los simpatizantes de IU. Solo de esta forma seremos capaces de llegar a todas esas personas que nos están esperando ahí fuera.
  • Hemos aprendido que la unidad no significa uniformidad política. La necesidad de convergencia nace de la existencia de otros agentes políticos y sociales que plantean un proceso de transformación social.
  • Defendemos la soberanía de las organizaciones y un modelo que respete las discrepancias políticas, siempre y cuando estas no atenten contra el programa. Programa que todas deberemos defender sin fisuras.

– Un programa de Unidad Popular: 

  • Hacer Madrid debe ser el espacio de elaboración del programa político y de la posterior candidatura, mediante un proceso democrático y con dinámicas participativas.
  • El programa debe ser vinculante. Mediante mecanismos políticos de resolución de conflictos a posteriori y de rendición de cuentas de los cargos públicos. Es necesaria una fiscalización del trabajo institucional posterior para que no se repitan errores que hemos sufrido estos años.

3. Juntas para Transformar

Para nosotras no se trata solamente de gestionar, sino que se trata de construir unidad popular para transformar.

– Transformar el Ayuntamiento de Madrid.

El grupo de programa de Izquierda Unida y ‘Hacer Madrid’ están realizando un trabajo que asumimos y defendemos:

  • Plan de choque de medidas sociales y de vivienda pública.
  • Paralización y Replanteamiento de la Operación Chamartín.
  • Descentralización y reequilibrio territorial.
  • Modelo de ciudad saludable y habitable.
  • Plan de municipalizaciones y defensa de lo público

– Transformar la Comunidad de Madrid.

El trabajo municipalista de Izquierda Unida es una referencia para el ámbito autonómico: frente al Madrid de la desigualdad y la precariedad, con la especulación, la corrupción y el saqueo de lo público y lo común como formas de gobierno, hay otro Madrid que crece a pie de barrio y de pueblo, que no teme a los privilegios de la banca o del oligopolio energético, que denuncia el desequilibrio territorial, que entiende la educación, la sanidad, la vivienda, el transporte y la cultura como derechos sociales indiscutibles. Que sabe del alcance limitado de las instituciones, pero las aprovecha para mejorar la vida de la gente y para ser en ellas el altavoz de las luchas del mundo del trabajo y de los movimientos sociales.

Transformar para hacer Madrid feminista, ecologista y socialista.